slide 1
slide 1
Image Slide 1
Observatorio Ciudadano Político Electoral
Image Slide 2
CORONAVIRUS
Image Slide 3
ELECTORAL
Image Slide 3
CIUDADANO
Image Slide 3
POLÍTICO
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow


La interna de Acción Marplatense

La interna de Acción Marplatense en el marco de las próximas elecciones primarias

María de los Ángeles Aldaya[1]

 

En el marco de las próximas elecciones primarias (PASO), se presentan gran variedad de precandidatos para ocupar cargos como Concejales del Partido de General Pueyrredón. La realidad política local, provincial y nacional teje alianzas en las diversas arenas, remarcando movimientos de candidatos entre partidos de cara a este nuevo escenario electoral.

Acción Marplatense (AM) es un partido fundado en 1997 por Gustavo Pulti quien, con anterioridad, formó parte del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID). “Corte boleta” fue el gran lema de campaña que lo consagró intendente del Partido de General Pueyrredón en 2007, elecciones a las que se presentó sin aliarse con otro partido provincial o nacional. En el año 2011 logró la reelección también en solitario. Sin embargo en las elecciones legislativas del 2013 se adhirió a la lista del Frente para la Victoria (FPV), marcando una clara alineación de gobierno con la gestión kirchnerista. No obstante, las elecciones del 2015 no le otorgaron ventajas a Pulti, quien fue derrotado por el líder local de Cambiemos, Carlos Fernando Arroyo. El panorama electoral actual de AM presenta notorias diferencias respecto de aquel partido vecinal que presentaba una legítima unidad.

El “comienzo del fin” se originó con la mencionada derrota, que generó la emergencia de un sector que cuestionaba la alianza con el partido liderado por Cristina Fernández. Como expresión de ciertas diferencias, en marzo de este año Santiago Bonifatti (presidente de AM y titular del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado) y Héctor Rosso (por entonces concejal de AM) votaron a favor del presupuesto anual presentado por el intendente Arroyo, aumentando la dispersión partidaria. Por otro lado, rápidamente los medios de comunicación se hicieron portavoces de esta situación al recoger diversas declaraciones de Claudia Rodríguez, también concejal por AM, en las que mostraba su rechazo  a un presupuesto que “daba la espalda a los vecinos”.

Finalmente, la ruptura en el interior de AM se materializó a principios de abril cuando la tendencia “revisionista” del partido lanzó “Nueva Acción”, una corriente que pone énfasis en la renovación partidaria y la vuelta al origen vecinalista. Cuenta con el apoyo del Consejero Escolar Esteban Román, el presidente de la ONG Hazmereir Juan Rey (quien se desligó de VAMOS y se unió a las filas de AM) y otros miembros del partido como Mónica Rodríguez Sanmartino, Marcelo Attar y Fernando Barranus. Acompañan también el dirigente de la Obra Asistencial Mutual, César Elbaum, y Guillermo Ramírez del Sindicato de Trabajadores Municipales. Por otra parte, el acto de lanzamiento contó con la adhesión de la Diputada Provincial Alejandra Martínez y la presencia del entonces concejal de AM Héctor Rosso, quien al poco tiempo decidió migrar a las filas del Frente Renovador, siguiendo el camino tomado con anterioridad por Ariel Ciano. En el discurso de Bonifatti, el kirchnerismo aparece como el “mal del partido”, a la vez que la alianza con el FPV es concebida como un grave error.

En la vereda de enfrente se encuentra el sector pultista que el 25 de mayo firmó una convocatoria para marplatenses y batanenses por una “ciudad de pie” junto con un sector del Partido Socialista encabezado por Francisco Morea (rector de la UNMDP) y Walter Buceta, y el Partido Solidario, entre otros.

Así las cosas, en el mes de junio se lanzaron oficialmente las precandidaturas para las PASO. El sector fundador presentó a Marcelo Artime, Lucila Branderiz y Francisco Morea, dejando a la luz la negativa de Pulti a presentarse como candidato. Para sorpresa de muchos, se presentará con boleta corta como en las elecciones de 2007, sin establecer alianza provincial y/o nacional con ningún partido político. En este sentido, el pultismo se despegó oficialmente del FPV afirmando su separación debido a los hechos de corrupción. En el lanzamiento de las precandidaturas estuvieron presentes  María Luisa Corlatti de Madres de Plaza de Mayo y Walter Rodríguez en presencia de la Defensoría del Pueblo. Por su parte, el sector de Nueva Acción presentó la lista encabezada por Juan Rey, Lucía Bonifatti y Francisco Valencia.

La última carta jugada por la línea de Pulti fue objetar a las precandidaturas de Nueva Acción argumentando que contradice una resolución del partido que no permite que los dos primeros candidatos de una lista sean extrapartidarios (ninguno de los precandidatos mencionados están afiliados al partido). El conflicto se resolvió a favor de los segundos, cuando la Junta Electoral permitió las precandidaturas de “Nueva Acción”, a la vez que Bonifatti acusó a Pulti de impulsar una “proscripción” dentro de AM. Así, la interna del partido se torna cada vez más fuerte.

Ahora bien, ante la presentación de dos listas internas y en solitario, cabe preguntarnos si efectivamente el eje principal de la interna es  la alianza de los últimos años entre pultismo y kirchnerismo. Probablemente las disidencias en el interior de AM comenzaron con la alineación con el FPV pero hoy en día se materializan en cuestiones internas al partido: ¿renovación o tradición?, ¿vecinalismo marplatense o posible proyección con otros partidos políticos?, ¿cintura política en relación a Cambiemos o acérrima oposición?, ¿afianzamiento de antiguos líderes o emergencia de una juventud capaz de tomar la delantera?. Estas pueden ser algunas de las cuestiones a analizar.

[1] Esta nota fue elaborada en el marco del seminario “Las coaliciones políticas en la Argentina del siglo XX”, dictado por la Dra. Marcela Ferrari en el Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades. Su contenido refleja el estado de las alianzas para el 7 de julio de 2017, fecha para la cual la Junta Electoral Provincial ya se había expedido, aunque algunas resoluciones judiciales hayan podido modificar parcialmente el panorama.