slide 1
slide 1
Image Slide 1
Observatorio Ciudadano Político Electoral
Image Slide 2
CORONAVIRUS
Image Slide 3
ELECTORAL
Image Slide 3
CIUDADANO
Image Slide 3
POLÍTICO
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow


Elecciones en pandemia

Lic. Augusto Binachino (CONICET- INHUS- UNMdP)

 

Del proceso electoral

El segundo domingo de agosto próximo deberían celebrarse las elecciones para de diputados y senadores. Sin embargo, a diferencia de otros años, en este 2021 tendremos que atravesar el proceso electoral a la vez que seguimos haciendo frente a la pandemia del Covid-19. Nuestro caso no es una excepción. Hemos visto como a lo largo del 2020 muchos países llevaron a cabo sus comicios a partir de diversas estrategias en el marco de las disposiciones sanitarias de cada Estado.

En Argentina el Código Electoral Nacional y sus Normas Complementarias disponen la realización de dos instancias electorales. Primero, las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) a celebrarse en el mes agosto; segundo, las elecciones generales a celebrarse en el mes de octubre. Si a esto se suma la autonomía que tienen las provincias para convocar a elecciones distritales en forma diferenciada (en distintas fechas que las elecciones nacionales), nos encontramos con un escenario en el que algunas provincias desarrollarían hasta cuatro comicios a lo largo de 2021. Este es uno de los principales elementos que se debaten desde mediados de 2020 en torno a las próximas elecciones legislativas. ¿Cómo garantizar que los electores concurran masivamente a las urnas cuidando la salud de la población a partir de la prevención del contagio?

Es por ello que en los debates públicos y en los ámbitos legislativos la cuestión se está tramitando a partir de distintos proyectos de ley que suponen diversas modificaciones para las elecciones de este año. Repasemos entonces algunos elementos que nos permitirán reflexionar la problemática en el ámbito de la jurisdicción nacional y en la provincia de Buenos Aires, el distrito electoral más grande del país.

 

La pandemia, las primarias y un debate que se renueva

El 16 de junio de 2020 la Cámara Nacional Electoral dictó una Acordada Extraordinaria[1] en la que, entre otras cuestiones, comunicó que “la pandemia ocasionada por el coronavirus Covid-19 es susceptible de incidir en el desarrollo de la organización del proceso electoral de 2021” (AE 33/20). En la misma, la Cámara enunció varios casos de otros países en los que se tomaron medidas extraordinarias para atravesar los procesos electorales en dicho contexto y destacó dos cuestiones fundamentales. Por un lado, la posibilidad de postergar los cronogramas electorales hasta asegurar las condiciones óptimas en términos sanitarios para su realización; por otro, que “la situación epidemiológica y sanitaria podría no resultar homogénea en todo el territorio nacional a la fecha de las elecciones nacionales” (AE 33/20). Es posible que esta acordada sea la primera instancia institucional que dé lugar al debate sobre la realización de las elecciones en el actual contexto. Y es que la Cámara Nacional Electoral es una de las máximas autoridades en la materia puesto que no sólo tiene competencias jurídicas sino también administrativas. De allí que con más de un año de antelación a la fecha prestablecida para la realización de las elecciones primarias ya dé cuenta de las dificultades que dicho proceso acarrea.

El debate y los proyectos en torno a las leyes electorales en nuestro país son moneda corriente. Sin ir más lejos, la Ley 26.571 que instituye la realización de las PASO data del 2009 y su implementación se realiza desde las elecciones ejecutivas de 2011. Sin embargo, la pandemia imprime al reiterado debate por el ordenamiento electoral, la necesidad de formular normas con carácter de excepcionalidad. No se trata en el debate que hoy vemos en los medios y en los ámbitos legislativos de reformas permanentes en el código o sus normas complementarias sino de tomar medidas transitorias acordes a un contexto que, esperemos, también lo sea. En este marco, destacamos dos hechos que marcaron el escenario político nacional en torno a la cuestión:

  • La reunión que tuvo lugar el 3 de diciembre de 2020 en la Casa Rosada, encabezada por el presidente Alberto Fernández, en la que participaron 22 gobernadores y de la cual surgió un documento firmado por todos los presentes en el que se manifestaron a favor de la suspensión de las elecciones PASO. Según fuentes periodísticas, el presidente les solicitó a los gobernadores dos cuestiones: primero, que presentaran un proyecto de ley para la suspensión de las primarias nacionales junto con el apoyo de sus respectivos diputados y senadores nacionales; segundo, que se formularan leyes en cada una de las provincias en el mismo sentido[2]. Esto último es fundamental, puesto que no tendría sentido suspender las primarias nacionales, si las provincias tuvieran que celebrar varias elecciones para los cargos provinciales y municipales.

 

  • El bloque de diputados oficialista, Frente de Todos (FdT), presentó el 11 de diciembre 2020 el proyecto de ley titulado: Suspensión de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del año 2021 en caso de imposibilidad para asegurar la no afectación sanitaria en caso de su realización. El proyecto que prevé el pase por las comisiones de Asuntos Constitucionales y Legislación General, consta de cuatro artículos que contienen dos ideas principales. La primera es que el Poder Ejecutivo Nacional, previo a convocar a elecciones primarias, elabore un informe a través de su Ministerio de Salud, “acreditando el suficiente cumplimiento del plan de vacunación contra el virus Covid-19 o de las medidas necesarias para evitar su propagación y contagio, a los fines de asegurar la mínima afectación a la salud pública de las elecciones”. En caso de no poder acreditarse dicha situación, se deberá suspender la celebración de las primarias. El proyecto estipula la suspensión por única vez para las elecciones de 2021. La segunda idea hace referencia al redireccionamiento de los fondos para la realización de las primarias asignados en el presupuesto 2021 “a programas que beneficien a las micro, pequeñas o medianas empresas (MiPyME)”[3].

 

Las resistencias a esta iniciativa por parte de la oposición, en particular de la coalición Juntos por el Cambio (JxC), fueron inmediatas y contundentes a la hora de expresar que no acompañarían una medida de estas características en el congreso[4]. La respuesta institucional por parte de este sector fue la presentación de un proyecto de ley alternativo que no propone la suspensión de las primarias sino reducciones de las partidas presupuestarias asignadas a los partidos y alianzas electorales. La propuesta reduce la discusión a la cuestión económica, y estipula la postergación del proceso electoral a treinta días en caso de que las condiciones sanitarias no estén garantizadas. Cabe destacar que la coalición JxC presentó en 2017 y 2019 proyectos para la suspensión de las PASO[5]; sin embargo, en esta oportunidad su posición es no acompañar en el congreso un proyecto de suspensión excepcional de las PASO.

El último hecho destacable en esta breve reconstrucción del estado de la cuestión a nivel nacional, es que el gobierno amplió, con un decreto firmado el viernes 22 de enero de 2021, el temario a tratar en las sesiones extraordinarias del Congreso mediante un ítem del anexo que refiere a «Emergencia Sanitaria y Calendario Electoral 2021». Con esta decisión, el Ejecutivo faculta al Congreso a debatir eventuales modificaciones en el cronograma electoral que podrían o no incluir la postergación de las fechas de las PASO y las elecciones generales.

Además, se pueden mencionar tres antecedentes a tener en cuenta en nuestro país sobre la suspensión de elecciones a raíz de la pandemia durante 2020. El primer caso se registró en la ciudad cordobesa de Río Cuarto que tenía pautada la elección municipal para el 29 de marzo y fue pospuesta hasta el 27 de septiembre. El segundo, en San Guillermo, provincia de Santa Fe. Si bien en este caso se desarrolló la elección primaria programada para el 1 de marzo, el gobierno provincial suspendió con fecha indefinida las elecciones que debían realizarse en mayo[6]. Por último, la provincia de Salta fue la primera en suspender las PASO para 2021 por razones epidemiológicas, a través de un proyecto de ley aprobado por ambas cámaras de la legislatura provincial[7].

En la provincia de Buenos Aires, aunque a la fecha no se registra el ingreso de proyectos de ley en la legislatura, desde distintos sectores políticos se pronuncian a favor de la modificación excepcional del cronograma electoral provincial a raíz de la pandemia. Es el caso del bloque de diputados “17 de noviembre” aliados al bloque oficialista FdT, que elaboró un proyecto de ley que suspendería por única vez las Elecciones Primarias, Abiertas, Obligatorias y Simultaneas (EPAOS) en todo el distrito. Además, proponen destinar los 12 mil millones establecidos en el presupuesto provincial para tal fin a los Municipios a través del Índice de Coparticipación[8].

En el caso del ejecutivo bonaerense, no encontramos pronunciamientos que permitan conocer la posición del oficialismo al respecto. Incluso, a diferencia de Nación, no sólo no presentaron proyecto alguno, sino que las propuestas corren por parte de aliados al FdT y no de los oficialistas. El desenlace en términos de suspensión o postergación de los procesos electorales provinciales tanto en Buenos Aires como en el resto de los distritos del país, estará atado al desarrollo del debate y sus resoluciones en el ámbito nacional.

El desafío por venir

Para finalizar, en condiciones “normales”, las disposiciones jurídico-institucionales que instituyen y regulan el desarrollo de elecciones primarias y generales en un mismo calendario electoral, no representan un problema per se, más allá de las controversias que el juego de las fuerzas políticas pueda establecer. Empero, en una situación de pandemia global como la actual, es necesario, al menos, dar la discusión respecto a cómo deben desarrollarse los procesos electorales, y cuáles son los límites y posibilidades que presenta nuestro ordenamiento electoral. Es decir, en el marco de una crisis sanitaria, en la que los esfuerzos de gran parte de la población y el Estado están redireccionados a tareas de prevención y contención del virus Covid-19, ¿es factible celebrar no una, sino dos, y en algunos casos hasta cuatro elecciones? ¿Están dadas las condiciones sanitarias y materiales (infraestructura y recursos humanos) para desarrollar, en principio, las dos elecciones nacionales previstas por ley? En este contexto y cursando una de las mayores crisis económicas de la historia reciente, ¿es pertinente la afectación de una partida presupuestaria de miles millones de pesos para celebrar las elecciones primarias nacionales?

Recorridos los dos primeros meses de 2021, la percepción y las hipótesis sobre cómo afrontar esta cuestión no son iguales que al comienzo de la pandemia, más si tenemos en cuenta la planificación del actual Plan Estratégico para la vacunación contra la COVID-19 en Argentina, que permite mayor previsibilidad[9]. Sin embargo, no se visualiza una definición del Estado y las diversas fuerzas políticas sobre cómo desarrollar el proceso electoral, sólo podemos observar la posición tomada por el ejecutivo nacional y los 22 gobernadores que la hicieron explícita en el comunicado que mencionamos al comienzo. Sin embargo, el tratamiento en ambas cámaras del Congreso de la Nación, única instancia donde se definen las cuestiones electorales, presenta un escenario abierto y difícil de predecir. Pero si de algo estamos seguros es que la pandemia está lejos de terminar y, en un país con las complejidades políticas y territoriales como Argentina, es necesario debatir y resolver la cuestión para atravesar una instancia fundamental de nuestra democracia preservando tanto los derechos y deberes de los electores como la salud del conjunto de la población.

 

Fuentes

[1] Acordada Extraordinaria 33/20, dictada por la Cámara Nacional Electoral. Disponible en: https://www.electoral.gob.ar/nuevo_legislacion/pdf/AE_033-20.pdf

[2] La Nación, 05/12/2020. Disponible en: https://www.lanacion.com.ar/politica/paso-el-gobierno-sumo-respaldo-22-gobernadores-nid2531398

[3] Expediente 6626-D-2020 Proyecto de Ley, Suspensión de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del año 2021 en caso de imposibilidad para asegurar la no afectación sanitaria en caso de su realización. Disponible en: https://www.hcdn.gob.ar/comisiones/permanentes/caconstitucionales/proyectos/

[4] Ámbito, 14/12/2020. Disponible en: https://www.ambito.com/politica/paso/la-ucr-presento-un-proyecto-evitar-la-suspension-las-y-reducir-gastos-campana-n5155363

[5] Pueden consultarse los diversos proyectos presentados al respecto en el reservorio de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Disponible en: https://www.hcdn.gob.ar/comisiones/permanentes/caconstitucionales/proyectos/

[6] Elecciones y Covid-19. Análisis de una agenda electoral en contexto de pandemia. Dirección Nacional Electoral. Disponible en: https://www.argentina.gob.ar//sites/default/files/elecciones_covid_19-2d.pdf

[7] Argentina Elections, 04/10/2020. Disponible en: https://www.argentinaelections.com/2020/12/salta-suspendio-las-paso-de-2021/

[8] La Nación, 27/01/2021. Disponible en: https://www.lanacion.com.ar/politica/elecciones-2021-presentan-proyecto-suspender-paso-provincia-nid2584509

[9] Resolución 2883/2020, el Ministerio de Salud de la Nación aprobó el propósito, los objetivos y los componentes de la implementación del Plan Estratégico para la vacunación contra la COVID-19 en Argentina. Disponible en: https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/vacuna/plan-estrategico