slide 1
slide 1
Image Slide 1
Observatorio Ciudadano Político Electoral
Image Slide 2
CORONAVIRUS
Image Slide 3
ELECTORAL
Image Slide 3
CIUDADANO
Image Slide 3
POLÍTICO
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow


El conflicto de la canchita de los bomberos y el «voto oscilante»

Lic. Agustina Morgavi (UNMdP)

A mediados del 2012, bajo la presidencia de Cristina Kirchner, el Procrear (Programa de Crédito Argentino) lanzó un plan de viviendas para el predio marplatense conocido como “la canchita de los bomberos”. Luego del anuncio por parte de las autoridades municipales de la implementación del Programa en la ciudad de Mar del Plata, se desató un conflicto entre un grupo de autodenominados “vecinos” (del barrio Parque Luro), que defendían la instalación de una plaza en el predio, y por otro lado, el gobierno municipal, encabezado por Acción Marplatense, junto a quienes defendían la ejecución del plan de viviendas.  Batallas legales, intervenciones en el predio y confrontas discursivas en distintos foros (prensa, websites, redes sociales) dieron forma a los posicionamientos políticos de los antagonistas.

En mi tesina de licenciatura en Sociología en la UNMdP ubicamos este conflicto en un universo de lecturas sobre sociología urbana, cultura y política . En efecto, tal como indica una de las investigaciones seguidas de cerca, María Carman argumenta en su libro “Las trampas de la naturaleza” (2011), que las disputas por el territorio implican “algunos usos y apelaciones a la naturaleza que funcionan como una máscara de la segregación sociourbana” (p. 27). En sus etnografías, Carman busca comprender lo que ella refiere como “una concepción neoevolucionista arraigada en el sentido común, que opera a la hora de juzgar el comportamiento de sectores desfavorecidos y de implementar políticas expulsivas” (p, 28).

En esta línea, nos propusimos concentrarnos en analizar las figuraciones que se definen bajo lógicas de activación política (pueblo/antipueblo; vecindad/invasión), reconfigurando representaciones sobre el antagonismo vigentes en distintos momentos de la historia argentina. Y por otro, analizar los comportamientos explicados por fórmulas racistas en la historia argentina, que se condensan en la imagen de la quema del parqué y de procesos que evidencian distintos límites simbólicos, sociales, imaginarios y clasificaciones sociales. Todas ellas relacionadas con el mote infamante de “cabecita negra” y su correspondiente espacialización como el “mito de la invasión”.

En el desarrollo de la tesis, insertamos estos problemas sobre figuraciones e imaginarios políticos en el marco de estudios más clásicos vinculados al análisis político de partidos, asociaciones y dinámicas electorales. En concreto, y es lo que aquí nos convoca, nos preguntamos ¿Hubo correspondencia entre esas fronteras simbólicas y el voto en el circuito electoral de la “canchita”? ¿Es la confrontación entre quienes están a favor de la plaza y quienes están a favor de las viviendas, parte de un conflicto político con remate electoral?

El predio en donde se pretendió localizar el desarrollo urbanístico está ubicado en Parque Luro, unos de los principales barrios del circuito electoral 367.

circuitos

En las elecciones ejecutivas del año 2011, Acción Marplatense (partido vecinalista aliado al Frente para la Victoria en esa coyuntura) ganó en todos los circuitos de la ciudad. Incluso el Frente para la Victoria se logró imponer al radicalismo en la mayoría de los mismos. Veamos los números


% VOTOS GENERAL PUEYRREDÓN 2011
ACCIÓN MARPLATENSE                       (Pulti) 39,26
FRENTE PARA LA VICTORIA           (Cheppi) 20,53
UNIÓN PARA EL DESARROLLO SOCIAL (Baragiola) 15,22
FRENTE POPULAR                              (Arroyo) 8,66
FRENTE AMPLIO PROGRESISTA        (Cano) 6,77
COMPROMISO FEDERAL                         (Caporale) 2,87
FRENTE DE IZQUIERDA DE LOS TRABAJADORES                              (Martínez) 1,93
COALICIÓN CÍVICA UNA                     (Salvá) 1,78
NUEVO SOCIALISMO MARPLATENSE (Cordeau) 1,71
NUEVO ENCUENTRO                          (Zerillo) 1,27

Sin embargo, en las elecciones generales del año 2013, donde se eligieron 12 concejales y 5 consejeros escolares, más del 70% de los electores no votó al oficialismo. Se produce prácticamente una inversión del porcentaje a voto entre oposición y oficialismo respecto a 2011. Baragiola es la candidata más favorecida por el reacomodamiento de los votantes. La tendencia en el circuito 367 es prácticamente la misma, tal como lo muestra la siguiente tabla.

PARTIDOS POLÍTICOS (primer concejal) % VOTOS GENERAL PUEYRREDÓN 2013 % VOTOS CIRCUITO 367 en 2013
FRENTE PROGRESISTA CIVICO Y SOCIAL                   (Vilma Baragiola) 30,48 36,5
ACCION MARPLATENSE (Alejandro Ferro) 17,59 18,44
AGRUPACION ATLANTICA (Carlos Arroyo) 15,43 13,59
FRENTE RENOVADOR (Cristian Azcona) 15,13 12,13
ALIANZA FRENTE PARA LA VICTORIA                    (Daniel Rodríguez) 10,86 8,19
UNIDOS POR LA LIBERTAD Y EL TRABAJO               (Emiliano Giri) 6,57 6,4
FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES  (Alejandro Martínez) 3,94 4,75

En efecto, es interesante suponer que el conflicto pueda haber tenido alguna incidencia en el voto, e incluso ayude a explicar un fenómeno como el “voto oscilante”, recurrente en el escenario electoral del kirchnerismo. Al respecto, nuestro trabajo aporta algunas pistas sobre las posibilidades de tejer tramas entre conflictos territorialmente situados y análisis  sobre cambios electorales netos producidos entre dos comicios sucesivos y que se deben a transferencias del voto. Sin embargo, la generalización de la oscilación en todo el territorio del distrito sugiere la necesidad de buscar otras explicaciones como determinantes.

En esta línea, nos pareció importante resaltar que la cultura política que articula los discursos de los vecinos autoconvocados de Parque Luro goza de cierta autonomía relativa respecto al campo electoral, al punto que un imaginario marcado por figuraciones antiperonistas/ antikirchneristas no siempre se tradujo en voto por las mismas fuerzas políticas. En última instancia, consideramos que la relación entre comportamiento electoral y conflicto “cultural” debe pensarse desde distintas aristas (actores locales, elecciones, representaciones), resaltando los vínculos posibles y múltiples entre el conflicto de la “canchita” y el kirchnerismo.